Prosa

Arriésgate.

Quien no arriesga, no gana. En ocasiones no queda más remedio que renunciar a algo por un fin mejor. El resultado puede o no merecer la pena, imposible saberlo, y en realidad es irrelevante.

Porque lo que reconforta, en definitiva, es tener la certeza de que te has arriesgado por algo grande, algo que importa. Y que has luchado por ello.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s