Reflexiones.

One day.

Hace ya días que quería escribir, pero con los exámenes no hay tiempo ni ganas. Y, dado cierto acontecimiento, no había valor.

Alguien que yo conocía, una amiga, se ha ido. Para siempre.

Hace ya varios días de ésto, pero aún no soy capaz de hacerme a la idea. Desde que me llegó la noticia, he sufrido momentos de desubicación total, en los que todo me parecía tan profunda y absurdamente irreal que no era capaz de unir dos sílabas. No sé aún si lo he superado, pero creo que el escribir sobre ello me ayuda. A veces, cuando pienso en ello, tengo la sensación de caer en el vacío momentáneamente. No sé el porqué de esta injusta pérdida; puede que no quiera saberlo. Pero sé que me ha abierto, un poco más, los ojos a la realidad.

No apreciamos lo suficiente lo que tenemos, no nos damos cuenta de que, en cualquier momento, nos puede ser arrebatado para siempre y, justo en ese instante, sintamos el arrepentimiento de no haber prestado atención a aquello que era nuestro y que jamás volverá a serlo.

Llega un momento en nuestra vida en el que nos damos cuenta de ello – esperemos que no sea demasiado tarde -. Y tenemos que asumir un sentimiento de culpa por todo lo que hemos dejado de lado. Aunque no sé qué hago dando consejos, yo soy la primera de las culpables. Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Pero quizás el hecho que he dado a entender en las primeras líneas de esta entrada me haga apreciar más lo que tengo, y no sólo eso, sino que lo demuestre. Me refiero a mi familia y amigos, los que siempre están allí. Aprovechemos nuestra vida, porque un día nos será arrebatada.

Reckoning song, Asaf Avidan & The Mojos.

Reckoning song, Asaf Avidan & The Mojos.

Sintámonos libres, salvajes, capaces de todo, porque más vale pedir perdón que permiso. Y porque así seremos quienes queremos ser, más allá de la duda de nuestro fin; quizás algo que dé un sentido y una emoción a la vida más allá de lo que alcanzamos a comprender. El gran Bob Dylan dijo:

La muerte no llama a la puerta. Está ahí, presente en la mañana cuando te despiertas. ¿Te has cortado alguna vez el pelo o las uñas? Entonces, ya tienes la experiencia de la muerte.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s