Asonante

Vacío.

Te hablaría
de un tiempo
en el que fuimos jóvenes,
pero el problema
es que nunca
fuimos.
Y además, yo sigo
siendo inmaduramente joven.

Pero puedo hablarte
de un tiempo
en el que eras feliz
y yo no
pero
casi.

O incluso puedo confesarte
que si te marchas
vas a odiarme
y voy a odiarme.
Y también
que si te quedas
no vas a aguantarme
porque
ni siquiera yo misma
me soporto.

Pero seguiré
creyendo
y afirmando
la existencia
de la libertad.
Y negando
y evitando
cualquier ente
en el que percibas amor.

Y voy a replantearme
si esta risa mía
histérica
y con resquicios
de locura
derivará
en un llanto
entrecortado
y rabioso,
y si se debe
a cierta tristeza
sin motivo
o a cierta alegría
sin razón.
O si, simplemente,
está dejando entrever
mi melancolía.

Y si las farolas
se apagaron
es porque nadie pasaba ya
por aquel callejón.
Excepto yo.
Pero yo no soy nadie.
No soy más que
el vacío
que deja la inspiración
cuando te abandona.

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “Vacío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s