Asonante

¿Respuestas?

Dame un par
tan sólo un par
de segundos
para contestarte.

Sé que no he oído
tu pregunta literalmente,
pero resulta que
tus ojos la están gritando.
Me dicen que quieres
una respuesta
simple,
llana,
sin dobles sentidos
ni falsas sensaciones.
Una respuesta
tan sencilla
como una hoja de árbol.

Te lo advierto: no será verde
sino gris.
De ese gris
violáceo
tan lúgubre que
lo confundirías con el tono de mi alma.

Y no pienso dar
más rodeos.
Quieres saber el porqué
de esta forma de actuar
que tengo
tan mía.
Te desconcierta.
Pregunto.

Sólo puedo contestarte
que es un misterio
incluso para mí.

Pero también puedo
alegar
que las sonrisas
cuentan con ese mismo
rastro misterioso
y que nadie
las pone en duda
si se percibe
que son auténticas.

Aplica, pues
el mismo patrón
cuando te preguntes
sobre mí.

Y, ah
mis disculpas
por haberte hecho gastar
más del par de segundos
que te había pedido.
Nunca he sabido
explicarme,
supongo.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s