Asonante

Junio.

He dejado abierta
la ventana.
También la mente.
El corazón,
creo que no.
Aún hace frío,
incluso llueve
(dentro y fuera).

Va a ser necesario
algo más
que este intento de primavera
-fallido-
para llevarse
el invierno
que llevo dentro.

Ya no pienso
en aquellos callejones
sin salida.
Ahora sólo falta
olvidar
la agonía
de los lagos callejeros
de los ríos en el asfalto
de las lágrimas por el cuello.
De los charcos,
que aún no se han secado,
pero que ya
le han dado un ultimátum
al esquivo sol
de esta primavera.

Junio, has llegado.
Haz que se note
(dentro y fuera).

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s