Prosa

Sense

La estantería está llena de películas mudas y vinilos; hay viejos sombreros llenos de sucias flores de tela, y tres mil, dos mil, mil y un recortes de revista. Todo se vuelve más gris según vas alzando la mirada.
Yo vivo en lo alto de la estantería. Entre polvos, casi tocando el firmamento, allí donde todo son nubes, hastío y pelusas. Porque el cielo no se sostiene solo, pero es que el infierno lo sostengo yo.

Ahí arriba leo el Teatro de la Crueldad y sonrío al ver el vanal sufrimiento del resto de los mortales.
Sexo, contradicciones.
Mi postura favorita es siempre la contraria a la vuestra.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s