Uncategorized

Quatrième ronde

Estamos solos porque así nos sentimos.
No es que no nos quiera nadie
sino que jamás
hemos aprendido a querer.

Y ahora, sin lluvias,
toda esta melancolía gotea dentro.

Si los pañuelos que la sequen
son viejas sonrisas
no los quiero.
Porque esos dientes que asoman
son de un lobo
que se disfrazaba de cordero.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s